Siempre que leemos acerca de Marketing Online lo normal es encontrarnos artículos sobre estrategias, acciones específicas y campañas para conseguir los objetivos que nos hayamos marcado para nuestro negocio o nuestro proyecto online.

Eso está genial y es súper necesario, pero hoy quiero que nos centremos en otra disciplina del Marketing Online de la que aún no he hablado en Marketonomy y de la que llevaba tiempo queriendo escribir: la Analítica Web, indispensable en todo proyecto online que se precie.

¿Qué es de nosotros si no medimos el desempeño de nuestras acciones? Es como hacer un examen y no saber nunca la nota ni en qué hemos podido fallar.

Voy a intentar explicar lo mejor posible esta disciplina y lo que podemos encontrar alrededor de ella, así que vamos a darle orden a todo este puzzle. Aquí debajo te dejo el índice de contenidos para que navegues por el artículo 😊

Qué es la Analítica Web: concepto e importancia

La Analítica Web es una disciplina que podemos encajar dentro del Marketing Online y que nos permite medir todo lo que ocurre en toda nuestra web, sea un blog, un eCommerce, etc. Pero, cuando entramos en alguna de las herramientas de Analítica Web disponibles en el mercado, no creo que el principal objetivo sea el de, simplemente, ver qué está ocurriendo, sin más.

Como sabes, en el mundillo online en el que nos movemos la información es un recurso muy abundante, pero que en bruto puede ser abrumador. El truco no está tanto en encontrar esa información -aunque depende de cuál sea puede resultar más complicada de encontrar-, sino de saber interpretar lo que tenemos delante.

Y para ello, en todo momento deberemos tener clarísimo el objetivo de cada acción que realicemos, de forma que sea mucho más fácil saber qué indicadores buscar para saber si ha tenido el éxito esperado.

Entonces, ¿en qué consiste la Analítica Web?

Como habrás podido intuir, sí, la Analítica Web consiste en extraer la información necesaria e interpretarla de modo que podamos medir en todo momento el desempeño de cualquier acción de Marketing que llevemos a cabo.

Digo Marketing en general porque una acción offline también puede reportarte, por ejemplo, mucho tráfico a tu página web o tener otro tipo de repercusiones.

¿Has escrito un artículo, lo has compartido por diferentes lugares y quieres saber cuál ha reportado más tráfico? ¿Quieres simplemente saber cuál es la página con más visitas en tu web? ¿Te apetece conocer qué día de la semana obtienes más leads?

Estas son solamente unas cuantas preguntas que, si las respondes afirmativamente, te hacen darte cuenta de la importancia que tiene la Analítica Web para tu proyecto.

En pocas palabras, la Analítica Web consiste en medir para poder tomar mejores decisiones. Ya sea en SEO, PPC, Social Media o Content Marketing, basarnos en la información desprendida de los informes de Analítica es fundamental para poder mejorar la calidad de nuestro trabajo.

¿Por qué es importante?

La Analítica Web ya no es que sea importante, es que es crucial, y lo es porque, como suelo decir, si algo no se mide no se puede corregir, y si no se puede corregir no se puede mejorar.

Lo que no se mide no se puede corregir, y lo que no se corrige no se puede mejorar.

Pero no solamente sirve para ver fallos, claro está, ya que habrá acciones que llevemos a cabo que saldrán bien y serán dignas de ser repetidas en el futuro. Aunque, claro, sin la Analítica Web, tampoco sabremos qué ha funcionado bien...

Y también nos va a permitir estudiar el comportamiento de los usuarios dentro de nuestra página, que no es poco. Saber por dónde suelen entrar a ella, qué páginas visitan, observar si hay un camino fijo que siempre se sigue, etc. Esto, con el objetivo de optimizar ciertas páginas en función de los objetivos que tengamos, como suscripciones, conseguir clientes u otros.

Métricas a tener en cuenta en la Analítica Web

Ahora que sabemos la importancia suprema de la Analítica Web en nuestros proyectos, ¿qué tal si hablamos de la información que puede ser interesante extraer de herramientas e informes?

Aunque cada negocio es un mundo y habrá datos más interesantes, voy a hacer un listado con las métricas que, de forma general, pueden ser más accesibles y pueden ser de utilidad.

Número de visitas

Es la métrica por excelencia de un proyecto online, pero siempre ha de ser interpretada con contexto, ya que un mayor o menor número de visitas responde a algo, y es lo que tenemos que ver en conjunto. ¿A qué se debe un incremento de visitas?

Debemos ver si las visitas responden a un artículo muy popular, un aumento de nuestra visibilidad orgánica, etc.

Fuente del tráfico

Conocer de dónde viene el tráfico que obtenemos en nuestra página web es esencial para saber qué canales nos están funcionando mejor y en cuáles tenemos que realizar esfuerzos extra.

Es posible que las redes sociales te traigan un alto porcentaje del tráfico pero no consigas atraer tráfico por SEO, por lo que deberías, quizá, dedicarle un poco más de tiempo a saber cómo posicionar tus artículos o productos en Google. Lo mismo con los canales de email, referral, etc.

Páginas más visitadas

Conocer en todo momento cuáles son las páginas de nuestra web que más visitas están recibiendo es una buena forma de conocer qué está funcionando mejor y la base de una futura estrategia, tanto de contenido -en el caso de un blog-, como de oferta y surtido -en el caso de un eCommerce-.

Duración de la sesión

También podríamos decir duración media de la sesión, que viene siendo el tiempo -o tiempo medio- que un usuario pasa en nuestra página web y, concretamente, en cualquiera de nuestras páginas.

Esto puede darnos una buena idea de la fidelización del usuario o de cómo de implicado esté con nuestro contenido. Ojo, que también podemos tener una web en la que una sesión de pocos segundos sea lo normal.

Me pregunto cuál será la duración media de las sesiones de El Orden Mundial, web a la que estoy suscrito y que cuenta con artículos muy en profundidad sobre geopolítica.

Tasa de rebote

Esta métrica nos muestra el porcentaje de usuarios que entran en nuestra web y salen directamente sin interactuar con nada. Esto es preocupante, siempre que tengamos un eCommerce. Imagínate la situación.

En cambio, en un blog, es más o menos normal tener unas tasas de rebote superiores al 70%. Evidentemente hay formas de mejorar esta métrica, como el enlazado interno para llevar a los usuarios a otros sitios de nuestra web.

¿Métricas y KPI son lo mismo?

Esta es una duda recurrente y merece una respuesta clara: NO.

A ver, no son lo mismo pero existe una relación muy cercana entre ambos conceptos. Todas las KPI son métricas, pero no todas las métricas pueden ser consideradas KPI.

No sé si lo he empeorado, la verdad.

KPI significa Key Performance Indicator, o vagamente traducido, Indicador clave de rendimiento. En resumen, las KPI son métricas que, para nuestro negocio, o para una campaña específica, tienen una importancia superior.

Mientras para ti una KPI puede ser el tráfico desde Google, para mí puede serlo el tráfico desde redes sociales 🤷‍♂️

Blogs en los que aprender Analítica Web

Y por último te dejo un listado de blogs muy interesantes sobre Analítica Web en los que seguro que vas a poder encontrar una información muy profunda y de calidad. Por cierto, el orden no implica ningún juicio de valor 😋


No quiero tampoco saturarte con más información, pero una base desearía que te llevases de aquí. Si te estás preguntando dónde encontrar toda la información de la que te hablado en líneas superiores, la respuesta es Google Analytics.

Sí, existen más herramientas de Analítica Web, pero para comenzar, la plataforma que nos ofrece gratuitamente Google es más que suficiente.

¡Nos leemos pronto! 😊