Tengo claro qué responder cuando me preguntan por las herramientas que más uso en mi día a día. Por eso os voy a explicar qué es Pocket y por qué me gusta tanto.

Desde que la uso la tengo entre mis Must have. Me parece imprescindible.

Realmente, todo lo que tenga que ver con una mejor organización me encanta, y tal como ocurría cuando escribí sobre Trello, Pocket mejora mi forma de trabajar.

Qué es Pocket

No hablamos de una herramienta nueva, ya que lleva varios años en activo.

Nació en 2007 bajo el nombre de Read it Later, pero en 2012 cambió su denominación por la actual.

Pocket es una herramienta que está diseñada para que guardes en ella contenido de todo tipo: artículos, vídeos, audios, etc. Además, te permite hacerlo de una forma muy sencilla.

Digamos que es una forma muy útil de guardar para luego ese contenido que te ha llamado la atención y quieres echarle un ojo cuando tengas tiempo.

Es realmente útil hoy día puesto que hay un colapso de información en Internet y es difícil filtrar aquella que te interesa.

Cuando entro a Pocket porque tengo un rato, sé que voy a encontrarme con el contenido más interesante que he ido guardando, generalmente, desde redes sociales.

Eso sí, no solamente sirve para guardar artículos sin ton ni son. También puedes etiquetarlos para que te sirva como curación de contenido. Así, cuando entre, filtropor aquello que me apetece leer y listo.

Las etiquetas no vienen predefinidas ni son automáticas, las elige uno mismo 🙂

Cómo se guarda contenido en Pocket

Es súper fácil. Pocket tiene una extensión para Google Chromeal menos, es el navegador que utilizo yo– y funciona de la siguiente manera: estás en una web, te gusta el contenido, pinchas en el botoncito de la extensión y, si quieres, le plantas una etiqueta.

YA.

¡Vuelve Zizou!

También hay otra opción, menos directa y rápida que la anterior.

Se trata de coger la URL y añadirla manualmente:

Funciona igual, salvo que con la extensión te ahorras abrir Pocket, copiar y pegar.

Y esto solamente con la versión web de Pocket, ya que tiene también aplicación y mola bastante.

Pocket App, tanto para Android como para iOS

La aplicación es similar a su versión web. De hecho, creo que en cuanto a funcionamiento solamente se diferencia en una cosa: la forma de agregar el contenido.

Cuando quiero añadir un artículo desde mi móvil basta con que le dé a Compartir y seleccione la opción de Pocket.

Si tienes un dispositivo Android y quieres probar la App, la tienes aquí.

Si tienes un dispositivo iOS, puedes descargar Pocket aquí.

Leer el contenido directamente en Pocket: su lector nativo

A la pregunta de “qué es Pocket”, al principio del artículo respondí que era una herramienta para guardar contenido en ella. Técnicamente es así, pero hay más.

Pocket cuenta también con un espacio nativo para leer. Un espacio limpio de publicidad y de cualquier otro elemento que pueda distraernos.

Puedes cambiar el fondo, el tipo de letra...

Obviamente, te da la opción de ir a leer el artículo en su fuente original.

Además, te permite modificar la fuente del textosolamente dos estilos, con o sin serifa-, el tamaño del mismo e incluso el color de fondo.

¡Ah! Y también es posible escuchar los artículos con un modulador de voz que incluye en su aplicación.

Sí, Pocket también tiene atisbos de red social. ¿Por qué no?

Tanto en la versión web como en la aplicación, Pocket cuenta con una sección llamada Recomendaciones, donde podremos ver contenido similar al que hemos ido guardando nosotros.

También es posible compartirlo con una reseña propia y que tus seguidores lo vean, le den ‘me gusta’, etc.

Porque sí, puedes seguir perfiles que te interesen a la vez que te pueden seguir a ti.

A partir de ahora, cuando te preguntes qué es Pocket ya tendrás respuesta: agregador, lector y red social. All-in One! 😀

Espero que si no la has usado, lo hagas y te resulte tan útil como a mí y a muchas personas más.